Breaking News

Cochabamba estrena el distribuidor más grande




La ciudad de Cochabamba ya cuenta con el distribuidor vehicular más gran de Bolivia. Es una obra monumental con tres niveles: a suelo, rotonda elevada y puente aéreo que demandó una inversión de 116 millones de bolivianos, 22 meses de construcción, un centenar de trabajadores y servirá para desfogar el tráfico vehicular de la Blanco Galindo, sur, norte y oeste.  
“Este distribuidor es del pueblo cochabambino. Siéntanse orgullosos, porque ésta es la obra vial más grande de Bolivia (…) El 2020 Cochabamba volverá a ser la mejor ciudad de Bolivia. Vamos a unirnos todos para construir esta metrópoli”, manifestó el alcalde José María Leyes.
En tanto que los vecinos de los 14 distritos de Cochabamba que asistieron a la inauguración mostraron su admiración por el imponente distribuidor. Los asistentes participaron del descubrimiento de la plaqueta y luego recorrieron los tres niveles, algunos se tomaron fotografías y disfrutaron de un espectáculo de fuegos artificiales.
El gobernador de Santa Cruz, Rubén Costas, llegó para participar de la efeméride departamental y dijo que compartía la alegría de los cochabambinos por la megaobra. “Esto nos llena de orgullo a todos los bolivianos (…) Los cochabambinos merecen volver a ser la ciudad que integra a todo el país”, declaró.   
Asimismo, dijo que se quedará hasta el 14 de septiembre para estar presente en todos los actos protocolares. “Cuando vengo a Cochabamba me siento más local que Wilstermann y tengo que devolver todo ese afecto y cariño”, agregó la autoridad cruceña.
El dirigente del transporte, José Orellana, ponderó la entrega. Dijo que su sector reconoce a los que proyectaron la obra, pero también a quienes la construyeron. En tanto que el excalcade del MAS, Armando Vargas, llamó a conferencia de prensa para pedir que Leyes no se apropie de las obras de su partido. Pero el Alcalde dejó claro en el acto que las obras son del pueblo.
El distribuidor con tres niveles comenzó a construirse en noviembre de 2014. Sus tres niveles permiten 14 desplazamientos. La inversión para este distribuidor fue de 116 millones de bolivianos. Estará abierto a la población desde hoy. (Ver infografía)
Según el director de Movilidad Urbana, Ever Rojas, la circulación mejorará en un 100 por ciento, pues antes sólo se tenía seis desplazamientos disponibles.
El funcionario indicó que cada hora circulan entre 2.400 y 2.500 vehículos sobre la avenida Blanco Galindo. En tanto que por la Beijing entre 1.000 y 1.200.
Pese a que el distribuidor tiene la capacidad de soportar alto tonelaje, el secretario de Infraestructura, Carlos Abasto dijo que el transporte pesado no tendría que pasar por el distribuidor, porque no está dentro de su ruta.
El nudo viario consta además de una pasarela peatonal con un sistema de sujeción por rosca. Cada nivel tiene capacidad para soportar hasta 45 toneladas, según las pruebas de laboratorio.
El nudo viario cuenta con señalización horizontal y se termina la vertical. Contará con 10 guardias de Movilidad Urbana que orientarán a los conductores a circular por los tres niveles.
Como tarea pendiente queda volver a conectar la ciclovía de la avenida Blanco Galindo.

OBRAS SUPERAN BS 250 MILLONES
El distribuidor Beijing es el segundo que se entrega de cuatro que se construyen en la ciudad desde 2014. El primero fue el “Manuela Gandarillas”, ubicado en la intersección de las avenidas República y 6 de Agosto.
En las siguientes semanas se inaugurará el ubicado en la intersección de las avenidas Barrientos y 6 de Agosto, denominado “Humberto Coronel Rivas” por el exalcalde. De igual modo, se tiene programada la entrega del puente Killman. La inversión supera  los 250 millones de bolivianos.
En el acto de inauguración del distribuidor vehicular, los dirigentes del transporte y juntas vecinales coincidieron en pedir la ejecución del proyecto Corani, que pretende captar aguas del río Paracti. “Ahora nos hemos dado cuenta de lo importante que es el agua”, dijo José Orellana. En tanto que el acalde José María Leyes manifestó su intención de concretar el proyecto para que Cochabamba deje de sufrir por “décadas” por agua. Sin embargo, el ministro de Energía e Hidrocarburos, Carlos Sánchez, dijo en conferencia de prensa que el proyecto es “inviable”.

Fuente: Los Tiempos

No hay comentarios