Breaking News

Leyes cuestiona la falta de apoyo del Gobierno a la emergencia y Corani


El alcalde de Cercado, José María Leyes, lamentó que el presidente Evo Morales fije su interés en los efectos que tiene la sequía en la ciudad de La Paz e ignore que Cochabamba atraviesa por una situación similar desde hace siete meses, después que terminó el periodo de lluvias y las represas registraron un caudal mínimo.

“No hay un acompañamiento del Gobierno nacional, sólo la Alcaldía hace esfuerzos, no vemos el apoyo del Gobierno”, afirmó Leyes.

Añadió que además “no ha perforado un solo pozo en la ciudad de Cochabamba, no ha traído una sola cisterna”. Y exhortó: “Ya basta de persecución política, hay que trabajar de la mano para atender al pueblo”.

Semapa difícilmente puede cubrir la demanda de agua de 1.800 litros por segundo. La oferta es de 760; pero, por la sequía y las fugas en el casco viejo, se distribuyen 400 para más de 70 mil familias. El racionamiento se aplica desde junio.

En tanto que el plan de emergencia de Misicuni que debía dotar de 200 litros segundos apenas envía 50.

El proyecto tiene cuatro años de demora y un juicio contra el representante del Consorcio Hidroeléctrico Misicuni, Martín Rovira, por conformar una sociedad ficticia para ejecutar el megaproyecto que supera los 130 millones de dólares.

Leyes insistió que esta crisis demuestra que no se puede esperar agua sólo de Misicuni y se deben buscar nuevas fuentes, entre ellas Corani-Valles.

“Tiene que ser implementado; pero cuando lo presentamos a las autoridades nacionales, lo primero que hacen es oponerse. Pedimos humildemente el apoyo para Corani”, declaró.

Siguió: “Se está priorizando vender energía eléctrica a los países extranjeros antes que darle agua al pueblo boliviano y con eso no estamos de acuerdo”. Dijo: “Convoco al Presidente, sus ministros y Gobernador a unir esfuerzos y dar soluciones definitivas a este problema”.

Anunció que la Alcaldía tiene más de 200 millones de bolivianos para encarar la sequía de un presupuesto institucional de 2.000 millones, en 2016. El plan de emergencia es de 12 millones y se incrementarán 20 millones.

El gobernador Iván Canelas considera que el Proyecto Misicuni es la obra más importante para resolver la problemática del agua en la región metropolitana; sin embargo, la Federación de Juntas Vecinales, el Comité Cívico y algunos analistas proponen impulsar Corani.

“Misicuni es, por supuesto, el proyecto más importante, más anhelado y el que consideramos nos va ayudar a resolver el problema de la escasez de agua que siempre Cochabamba ha tenido, no sólo este año, sino siempre”, señaló Canelas.

Añadió que desde el 3 de noviembre, fecha en la que se cerraron las válvulas de la represa y no el 12 de septiembre como dijo antes el Gobierno, Misicuni comenzó a acumular aguas. Por ello, anticipa que en 2017 Cochabamba reciba 1.000 litros por segundo.



AUTORIDADES “REACCIONARON TARDE” ANTE CRISIS DEL AGUA

El docente investigador de la Universidad Mayor de San Simón, Fernando Salazar, indicó que el Gobierno “reaccionó tardíamente” a la crisis a pesar que Cochabamba alertó sobre la situación.

“El Gobierno fue totalmente irresponsable al no haber hecho caso a Cochabamba”, afirmó al lamentar que las acciones para superar la crisis son “discursivas” y carecen de base financiera.

Enfatizó que la única alternativa para contrarrestar la falta de agua es destinar todos los recursos del Gobierno central y de las alcaldías a proyectos de agua potable y alcantarillado, debido a que Bolivia entra a un segundo año de sequía que será “más dura”. Asimismo, instó a las alcaldías a solucionar el problema de fondo que consiste en la captación de nuevas fuentes de agua y garantizar que las existentes sean de consumo humano. De lo contrario, cundirá un estado de alerta sanitaria por la falta de agua, similar a los años en los que se activó el cólera.

Fuente: http://www.lostiempos.com/

No hay comentarios