Breaking News

Diferencias retrasan acciones en Alalay



Pese a la alerta generada por un estudio que advierte sobre la toxicidad de las cianobacterias presentes en la laguna Alalay, peligrosas para la salud de organismos vivos —animales, plantas y seres humanos—, aún no se toman acciones por la descoordinación entre las instituciones.
El Comité de Recuperación, Mejoramiento y Preservación de la Laguna Alalay (Crempla) recién emitirá recomendaciones sobre el tema, tras el pedido del alcalde José María Leyes.
“Se va a tocar el tema de las cianobacterias en la reunión, porque nos han pedido recomendaciones, el Crempla recomienda pero el municipio tiene que ejecutar”, dijo el coordinador del Crempla, Erick Martinez.
El secretario de Desarrollo Sustentable del municipio, Eduardo Galindo, explicó que la Alcaldía no recibió ningún informe y se enteró del estudio sobre la toxicidad de las bacterias por los medios de comunicación.
La directora del Servicio Departamental de Salud (Sedes), Lidia Astroña, informó que aún no tiene una petición formal de análisis de toxicidad y que apenas se la haga conocer la Alcaldía o la Gobernación se seguirán las tareas correspondientes.
Un informe de la Universidad Mayor de San Simón (UMSS), elaborado por la médico veterinaria Erika Alandia, advierte que la cianobacteria que mata a los peces de la laguna Alalay representa un riesgo para la salud de los animales domésticos y seres humanos que están cerca y en contacto con el lugar, por lo que recomendó que se tomen medidas de seguridad.
“Sus toxinas tienen la capacidad de producir daños en organismos que viven tanto dentro como fuera del agua. Esto es posible por el hecho de que las cianotoxinas pueden entrar en contacto con nuevos organismos (humanos o animales) por vía cutánea respiratoria y digestiva”, describió Alandia.
Analizan construir fosas
Sobre la mortandad de peces desde junio pasado, el director de Medio Ambiente de la Alcaldía, Elvis Gutiérrez, explicó que se analiza la factibilidad de la construcción de fosas para oxigenación en el lado norte de la laguna.
“Queremos crear nuevas áreas para los peces, pero primero monitorear para ver de qué forma puede mejorar este sistema la calidad de vida de los peces y el estado de la laguna”, explicó el funcionario.
Los estanques de oxigenación usarán biofiltros, sistema de humedales y oxigenadores  para mejorar la calidad del agua.
Para esto se requiere realizar estudios previos y la aprobación del Crempla, aunque esta institución no hizo recomendaciones al respecto.
Martinez afirmó que, en tres reuniones anteriores, él sugirió el traslado de peces, pero no se consideró el tema de manera formal.
El ambientalista John Zambrana recalcó la importancia de  construir celdas especiales para depositar los lodos de la laguna.
Gutiérrez explicó también que los sedimentos que se extraen de la laguna y provocan el olor nauseabundo por la descomposición de la materia orgánica, ya están siendo retirados y recalcó que la limpieza debe ser continua y pidió paciencia.

Fuente: Los Tiempos

No hay comentarios