Breaking News

Sacaba urbaniza áreas verdes y tierra agrícola

19/06/2016

Sacaba está perdiendo sus tierras agrícolas, áreas verdes y serranías por la rápida urbanización. Uno de los sectores que más poblado es El Abra. Las nuevas construcciones están cerca de la avenida  que une al municipio con la ciudad a través del túnel de El Abra. 
La expansión de la mancha se acentúo con la construcción del túnel y avenida de El Abra y la aplicación por cinco años de la Ley de Regularización del Derecho Propietario Urbano 247, aprobada en 2012.
El coordinador del Consejo Metropolitano Kanata de la Gobernación, Omar Fernández, lamentó que después de la homologación de la mancha urbana, el 24 de enero de 2014, las áreas agrícolas en Sacaba hayan quedado atrapadas entre viviendas.
Dijo que entre los lugares en riesgo están: Esmeralda hasta Buena Vista, Curubamba y Lava Lava. Unas 3.531 hectáreas de tierras agrícolas están en riesgo.
También se indaga si las personas asentadas en 540 hectáreas de Mollocota, Antonio, Buena Vista y López Rancho, pertenecen a las Seis Federaciones como los lugareños comentan.
El presidente del Comité Departamental de Defensa de Tierras Agrícolas, Manuel Castro, afirmó que otros espacios vulnerables son Tuscapujllo Bajo, Central y Alto, Lava Lava al norte de Chiñata y al norte del kilómetro 10 al 17.
La Alcaldía
Por otro lado, la directora de Urbanismo de la Alcaldía de Sacaba, Carmen Vargas, dijo que existen tres subalcaldías en los que los loteamientos son fuertes desde la ampliación de la mancha urbana. Se trata del Distrito 6 de la zona de El Abra; el Distrito 7, especialmente en Villa Obrajes; y el Distrito 4 donde se registran construcciones ilegales por encima del límite urbanizable sobre la cota 2.750 del Parque Nacional Tunari.
Castro lamentó que la Alcaldía “con el afán de urbanizar y hacer avanzar la mancha urbana hizo otro levantamiento topográfico para delimitar calles, lotes de 300 metros, en concomitancia con empresas loteadoras”. Cree que se perdieron el 80 por ciento de  tierras agrícolas.
En Villa Esmeralda donde se evidenció la construcción de casas en una parte del 21 por ciento correspondiente a áreas verdes y cerca a la franja de seguridad de la torrentera.
Al respecto, Castro lamentó que haya “un silencio cómplice” de los dirigentes en Sacaba ante la pérdida de tierras agrícolas. Por lo que instó a autoridades, dirigentes y población en general a iniciar una cruzada para frenar los loteamientos en el eje metropolitano.
La asesora legal de la Alcaldía de Sacaba, Graciela Fernández, dijo que con la promulgación de la Ley 247 de Regularización del Derecho Propietario, aprobada en 2012, la cantidad de construcciones aumentó.
Fernández dijo que “con la Ley 247 se ha generado la ampliación del loteamiento en la zona de El Abra. Por ejemplo, cuando se hizo la ampliación de la mancha urbana todo el mundo comenzó a construir porque la ley decía que debía tener una construcción de cinco años”. Añadió que ahora la gente pide que se acorte el tiempo de cinco años a dos para regularizar su derecho propietario.
Las personas que se asentaron en estos sectores aprovechan los fines de semana o noches para levantar sus construcciones. Cuando personal de la Alcaldía va  es  agredido por los vecinos.

Mercado de tierras
A esta situación se suma el mercado de tierras que, por ejemplo, tras la construcción de la avenida que conecta a Sacaba con la ciudad de Cochabamba a través del túnel de El Abra, el metro cuadrado de tierra que antes costaba menos de 20 dólares, ahora el precio es de 120 dólares por metro cuadrado.
El precio de la tierra en este municipio va desde los 50 hasta los 600 dólares el metro cuadrado, dependiendo si se cuenta con los servicios básicos, su cercanía al centro de la ciudad y el acceso al mismo, según el estudio sobre el Mercado Inmobiliario Habitacional y Exclusión Residencial en el Área Metropolitana del Departamento de Cochabamba realizado por el Centro de Estudios de Población de la Universidad Mayor de San Simón en base a una revisión digital de anuncios de 2012. 
 Fuente: Los Tiempos

No hay comentarios