Breaking News

Comité Cívico apuesta por traer agua de Corani


El Comité Cívico de Cochabamba presentó ayer una propuesta para resolver el problema de la escasez de agua en el valle alto, central y bajo, como una solución definitiva a largo plazo, a un costo de 44 millones de dólares aproximadamente.

La idea fue presentada ayer en una reunión entre representantes del Comité Cívico de las diferentes áreas del departamento. Uno de los ingenieros que trabajó en la misma, Augusto Mercado, indicó que la oferta es accesible para los municipios y quienes puedan financiarlo.

Mercado explicó que este trabajo contempla dos fases que podrían terminarse en un año y medio. La primera es utilizar las aguas del río Parajti, que pierden 20 a 24 metros cúbicos por segundo después de usarse en las plantas hidroeléctricas de Corani y Santa Isabel, y tomarlas para trasvasarlas hasta el embalse de Corani.

La segunda parte consiste en tomar la fuente del túnel Málaga para trasvasar hacia el valle central, de Sacaba, valle bajo y valle alto. “Estas aguas son limpias, requieren de menores tratamientos y son transportables a todos los lugares”, aseveró Mercado. Se prevé que lleguen desde esta fuente cuatro mil litros segundo.

Hace 24 años surgió esta propuesta, pero el Servicio Municipal de Agua Potable y Alcantarillado (Semapa) la consideró “inviable” por el costo de 50 centavos de dólar; mientras que en Misicuni sería de 19.

“Es una solución integral que va a garantizar un costo menor del 10 al 15 por ciento de lo que cuesta Proyecto Múltiple Misicuni y en un año y seis meses se resolverá el problema del agua”, aseveró el presidente del Comité Cívico, Juan Flores.

En este momento, Cochabamba vive una escasez de agua que alcanzó a los siete municipios del eje metropolitano. En Cercado, la falta del líquido elemento obedece a que se almacenó sólo el 50 por ciento de agua almacenada en Escalerani y Wara Wara.

Asimismo, Mercado declaró que se podrán construir tres plantas hidroeléctricas: dos hacia Sacaba y una hacia el valle alto. El proyecto está en la fase de ajustes para ver su costo exacto y ser presentado a la población.

Hace más de 60 años, Cochabamba espera la conclusión de la represa de Misicuni, definida en un trabajo de tres fases, de las que se concluirá la segunda hasta agosto. Se prevé recién proveer de agua al eje metropolitano hasta en 2017 si los municipios cuenten con una red para recibirla.



Anuncian movilizaciones

Debido a la reducción de la cantidad de agua en su distribución y el pago del mismo monto o mayor por su consumo en Cercado en esta época de sequía, el Comité Cívico anunció posibles medidas de presión como marchas y la toma del Servicio Municipal de Agua Potable y Alcantarillado (Semapa).

“Hasta el momento hemos visto que Semapa en el momento más crítico del servicio de agua potable está empezando a cobrar más caro y eso no lo va a permitir el Comité Cívico; el día lunes vamos a tomar acciones contra Semapa para que garantice el agua y respete las tarifas”, aseveró el presidente del Comité Cívico, Juan Flores.

El gerente de Semapa, Gamal Serhan, explicó que existe una estructura tarifaria en la que por el consumo de 0 a 12 métros cúbicos se debe cobrar lo mismo, como parte de un sistema heredado de la gestión pasada. Las mismas pueden verse en la página oficial de la institución.

“Se les cobra más cuando la gente muchas veces deja sus pilas abiertas y todo el agua comienza a entrar y salir de sus domicilios”, afirmó Serhan y pidió a la población que tenga problemas con el pago acudir a Semapa para pedir una revisión en su casa.

No hay comentarios