Breaking News

El plan para cambiar red de agua está paralizado

El proyecto de renovación de redes de agua potable y de alcantarillado del casco viejo de la ciudad está paralizado desde hace más de cinco años.

La obra debía ejecutarse en la gestión del exalcalde Edwin Castellanos, pero la licitación se declaró desierta en tres ocasiones. El alcalde José María Leyes intentó retomar el plan pero sólo con el componente agua sin alcantarillado, por lo que el Ministerio de Medio Ambiente y Agua retiró el financiamiento.

El Servicio Municipal de Agua Potable y Alcantarillado (Semapa) explicó que una causa para que el 46 por ciento del agua que se distribuye se pierda, es la antigüedad de la red del casco viejo. Si bien este problema se arrastra por años, esta gestión es crítica por la escasez de agua.

Se estima que de los 900 litros que Semapa oferta, sólo se entregan 570 a causa de las fugas.

El proyecto para el casco viejo consistía en la renovación de 90 manzanos de tuberías de agua potable y alcantarillado con un presupuesto de 61 millones de bolivianos.

A pesar de que la Alcaldía realizó algunas gestiones para tener el financiamiento, no ha sido posible recuperarlo, informó el gerente de Semapa, Gamal Serhan.

El viceministro de Recursos Hídricos, Carlos Ortuño, informó que este proyecto estaba mal elaborado, por lo que nunca pudo ser adjudicado.

“Desde que fue presentado hace cinco años atrás, siempre se han tenido que hacer varias correcciones, había observaciones de todo tipo, por esa razón nunca se pudo licitar”, dijo.

Ortuño añadió que Semapa tiene fugas en toda su red y no sólo en el casco viejo. “Creemos que en esta época donde el agua es escasa debería solucionar ese problema. Si no tenemos agua y perdemos la mitad de lo que tenemos, entonces no se está trabajando bien. Pedimos a Semapa que trabaje seriamente para atender las necesidades”, dijo.

El proyecto de renovación de redes de agua potable y alcantarillado tiene tres fases. La primera comprende todo el casco viejo, la segunda desde el río Rocha hasta la avenida Aroma y la tercera fase comprende la avenida 6 de Agosto hasta el río Rocha.

 

FUGAS EN EL CENTRO

El gerente de Semapa, Gamal Serhan informó que todo el centro de la ciudad tiene fugas en su red de agua potable y alcantarillado. Se trata de 900 kilómetros de tubería que deben ser renovados.

Explicó que la institución iniciará un estudio para dar una solución a ese problema. “No sabemos cuánto nos costará renovar toda esa red que tiene fugas, pero estamos tratando de resolver lo que gestiones pasadas no han resuelto”, dijo.

Aclaró que este problema se está analizando seriamente para optimizar la disponibilidad de agua que tiene Semapa.

El presidente de Misicuni, Jorge Alvarado, informó que el ducto que trae agua de Misicuni a la planta de Semapa en Cala Cala también tiene fugas y no soporta más de 300 litros por segundo, por lo que debe ser reparada. Serhan indicó que para ello se están construyendo las nuevas redes de aducción.

No hay comentarios