Breaking News

NOTICIA : El Parque Santiváñez solo usa el 23 por ciento de su capacidad

23/05/2016

El Parque Santiváñez solo usa el 23 por ciento de su capacidad




El ruido de maquinaria o equipos en funcionamiento y vehículos de alto tonelaje entrando y saliendo de las fábricas, o las chimeneas humeando no son una constante en las calles del Parque Industrial Santiváñez.

El Parque, situado a 28 kilómetros al sur de la ciudad de Cochabamba, funciona con un 23 por ciento del total de empresas que pueden instalarse en las 165 hectáreas que corresponden a la primera fase.

La falta de agua y de accesos óptimos son los motivos que exponen los empresarios para que las industrias no acudan al lugar.

El gerente general del Parque, Juan Carlos Maida, describe que en la zona están instaladas 30 empresas en un área habilitada para 130, es decir solo el 30 por ciento de su capacidad. El centenar restante corresponde a lotes comprados o reservados. De ésos 22 están en construcción y faltan 78.

Una empresa de cerámica que construye en la zona toma la previsión de edificar un depósito de 10 por 12 metros para garantizar el líquido para cinco meses.

“El dueño está preocupado porque ha invertido harta plata aquí”.

Un día sí y un día no, así se distribuye el líquido desde hace semanas.

La responsable de Servicios Generales del Parque, Claudia Onofre, informó que un pozo se secó hace dos semanas. Pero el problema comenzó a principios de año.

Los trabajadores de una empresa de alimentos, que está en Santiváñez desde hace cinco años, dijeron que antes no se dio esta situación. “Había agua todos los días”.

Esta empresa realiza excavaciones para tener un tanque propio. 

Los trabajadores describen que cuando falta agua, algunos días, se prestan de los vecinos para garantizar el aseo del personal y la inocuidad en su trabajo.

El representante de otra industria más grande manifestó que Santiváñez se está quedando sin agua y que hay riesgos si el tema no se soluciona en un mes.

La responsable de Servicios Generales reconoció que el suministro bajó a la mitad.

“No estamos pudiendo abastecer”.

Un tanque construido en un cerro es desde donde se envía el líquido a las empresas, pero no existe presión. Por tanto, utilizan cisternas y los pagos, del traslado del tanque hasta las industrias, corren por cuenta de los empresarios y tienen un costo de 200 bolivianos.

Onofre explicó que hay un pozo perforado a 100 metros de profundidad. Aguardan conexiones de la Empresa de Luz y Fuerza Cochabamba (ELFEC) para que funcione en menos de un mes.

En la zona, las fuentes de agua son limitadas y los pobladores también son celosos de sus recursos, porque los necesitan.

“Se pretendía buscar una fuente, un río. Hemos ido a recorrer todos los ríos de Santiváñez y ninguno tenía agua. Si acaso alguno tenía agua, la comunidad se ha opuesto a que el Parque pueda sacar (agua)”.

Está en proyecto la perforación de otro pozo a 200 metros.

El presidente de la Federación de Entidades Empresariales Privadas de Cochabamba(FEEPC), Federico Diez de Medina, expuso que aún restan condiciones para que los empresarios confíen en instalarse en Santiváñez.

“El problema es que no se ha terminado la infraestructura del Parque. No han terminado los caminos de acceso y hay serios problemas de agua, a veces hay y a veces no hay”.

El gerente general de la curtiembre Tauro, Fernando Antezana, lamentó verse en la necesidad de ir cerrando paulatinamente su industria en Cochabamba y trasladarse aSanta Cruz, debido a que el Parque “no funciona”.

Esta empresa nunca se instaló en Santiváñez. Antezana dijo que fue por la falta de condiciones.

El gerente general del Parque, Juan Carlos Maida, explicó que las condiciones y servicios existen, en el caso de electricidad, gas, áreas de equipamiento e incluso agua, aunque reconoce que el líquido falta por un problema que afecta a todo el departamento.

“El único problema que en este momento existe es que hay carencia de agua, igual que en toda Cochabamba. El problema es de Cochabamba no es un problema del Parque”.

Maida aseguró que se aumentará el caudal con la perforación de pozos.

LAS VÍAS La vía principal para llegar es la del tramo Lacma - Santiváñez, que es la que continúa a la avenida Panamericana, en el sur de la ciudad. Después del puente de La Tamborada sigue una carretera asfaltada e iluminada, pero no tiene más de 900 metros. Luego hay un empedrado en mal estado que se debe seguir por cerca de cinco kilómetros (Lacma - Santiváñez).

Esta vía empalma con el asfalto rígido que llega hasta un par de kilómetros antes de llegar al Parque, hay 500 metros de ripio y el resto tiene asfalto nuevo sin estrenar hasta hace pocos días.

El secretario de Planificación de la Gobernación, Filemón Iriarte, describió que ya existe un acuerdo para financiar el tramo Lacma - Santiváñez, con alrededor de 60 millones de bolivianos, entre el Gobierno Nacional y la Gobernación.

“Esperamos que se empiece este año y ya estarían conectados los 18 kilómetros de Lacma - Santiváñez”.

Otros caminos para llegar son Suticollo - Santiváñez y La Angostura - Santiváñez.

Iriarte explica que para estos caminos hay proyectos, pero el financiamiento aún no está asegurado.

Para el Presidente de los Empresarios todas las vías son importantes y todavía necesitan atención, considerando que hay horarios en los que el camino principal tiene un tráfico congestionado.

“El plan era tener un Parque con todos los accesos concluidos. Se debería habilitar incluso la vía que sale del calvario de Urcupiña hacia Santiváñez. Sería mucho más rápido y se descongestionaría”.

FUENTE : OPINION


No hay comentarios