Breaking News

La Angostura tiene nivel mínimo de agua

15/06/2016

El agua de la represa de La Angostura disminuyó a un nivel mínimo de 1,60 metros, esta situación pone en riesgo la actividad piscícola, el turismo y la ganadería, contó preocupado el propietario del restaurante cabaña Las Gaviotas y que, además, vive en la zona hace 40 años, Wilfredo Buendía.
“Ya tenemos muchas necesidades porque se están secando los más de 100 pozos, no hay agua para el consumo humano, por eso se está perforando más profundo los pozos para tener más agua”, aseveró.
Hace dos meses, pobladores de Arbieto y Tolata decidieron cerrar las compuertas de la represa de La Angostura. Pero, el nivel igual se redujo en 25 centímetros por la evaporación.
Hace unos meses era imposible llegar caminando a las compuertas. Sin embargo, ahora el sector está seco.
En los siguientes meses la situación se pondrá aún más complicada, porque en septiembre y octubre la temperatura sube y puede generar que se pierda más líquido por el proceso natural de la evaporación. Se espera que la temporada de lluvia comience en diciembre.
Sin embargo, recordó que la peor sequía se vivió en los años 90 cuando este mismo sector utilizó toda el agua. Buendía dijo que existe la posibilidad de enfrentar problemas con los regantes a fines de agosto o principios de septiembre, porque desfogarán el agua para riego.
La presa beneficia con riego a los municipios de Tolata, Arbieto, Cercado, Colcapirhua, Tiquipaya y Quillacollo para 4.800 hectáreas de cultivos de maíz.
En la represa hay varias variedades de peces como pejerrey, carpa y platincho. Pero, la pesca ha disminuido, porque las lanchas no pueden navegar por el nivel del agua. Varios han optado por traer pescado de otras zonas como Vacas.
Alrededor de la represa hay 30 restaurantes, 80 botes y lanchas, cada semana solían visitar el lugar unas 2.000 personas. Con las lluvias de este año la presa embalsó 2,5 millones de metros cúbicos; en 2015, 3,5 millones, que se sumó a la reservas de 2014 que alcanzaban a los 28 millones.
Las lanchas brindan servicio, pero existe el peligro de que si el agua baja más se suspenda. Buendía lamentó que sus ingresos hayan bajado a la mitad.
Crisis en varias regiones
La falta de agua en La Angostura es parte de la crisis hídrica que viven 22 de los 47 municipios del departamento, entre ellos la ciudad, por lo que Semapa comenzó a racionar la distribución y asegura que concluirá los ductos para recibir el agua de Misicuni, en 2017.

SEMAPA CONCLUIRÁ DUCTOS
El gerente de Semapa, Gamal Serhan, pidió al presidente de  Misicuni, Jorge Alvarado, preocuparse por garantizar que la represa esté lista y aseguró que la ciudad podrá recibir el caudal desde diciembre de 2016 por un ducto de 14 kilómetros.  
La solicitud fue hecha luego de que Alvarado inició una polémica al intentar responsabilizar a Semapa por la demora para enviar agua de la represa al afirmar que ésta estará lista el 1 de abril de 2017, pero el ducto de Semapa para llevar agua al sur, no.
“Le pido al ingeniero Alvarado que se ocupe de garantizar que haya agua de Misicuni. Se puede quedar tranquilo, nosotros vamos a estar listos para recibir le agua”, señaló. Explicó que la aducción de la empresa contempla dos tramos.
El primero, Jove Rancho-Salomeo (22 millones), será realizado  por el consorcio “Nuevo Amanecer”. El  segundo, Salomeo-Cala Cala, construido por el consorcio El Pueblito (14 millones), tiene 60 por ciento de avance. “A fin de año le voy a esperar con mi tubito al ingeniero”, dijo Serhan.  

APRUEBAN RECURSOS
La Alcaldía de Cercado aprobó el empleo de más de 1,4 millones de bolivianos de su presupuesto como contraparte para un estudio de preinversión sobre la habilitación de una tercera aducción que permitirá trasladar agua de la presa del Proyecto Múltiple de Misicuni a la ciudad, informó el ayer el concejal Edwin Jiménez.
Según Jiménez, la disposición de los nuevos recursos se harán en el marco de la Ley 01/42 que fue aprobada la semana pasada por el Concejo Municipal y promulgada ayer por la Alcaldía de Cercado. Los recursos serán transferidos a la cuenta de la Gobernación. La nueva aducción partirá de Jove Rancho y pasará por los municipios de Tiquipaya y Sacaba.

MISICUNI SE “PRONUNCIARÁ EN SU MOMENTO”
El presidente de la Empresa Misicuni, Jorge Alvarado, prefirió no dar declaraciones sobre la nueva fecha de entrega de la represa. La firma china Camce debía terminarla el 17 de julio de 2016. Dijo que se “pronunciará en su debido momento acerca de la entrega provisional”.
La asambleísta Lizeth Beramendi realizó una inspección a las obras y la empresa supervisora Engevix le indicó que Camc Engeenering (Camce) Bolivia Branch solicitó una ampliación para la entrega provisional. “No me voy a pronunciar acerca de las declaraciones de ningún asambleísta, nos pronunciaremos en su momento”, señaló Alvarado.
El responsable de Logística de Camce, Antonio Castellón, tampoco brindó información. Pidió trasladar las consultas por escrito a su representante legal en Bolivia o a la Empresa Misicuni.
La represa se comenzó a construir en 2009 y debía entregarse en 2012. Sin embargo, tras la ruptura del primer contrato se adjudicó el proyecto a Camce.
fuente : los tiempos

No hay comentarios